Ministerio de música Católica CANTARES 2.12

"Quien me conoce a mi conoce al Padre". Jueves de la IV semana de Pascua, RESUCITO

Pascua 2008
Jueves de la IV semana de Pascua
ALELUYA CRISTO HA RESUCITADO.

Si me conoces a mi, conoces al Padre
Juan 13, 16-20. Pascua. Sepamos reconocer a Dios cuando algo nos quiere decir.
 
Si me conoces a mi, conoces al Padre
Juan 13, 16-20


«En verdad, en verdad os digo: no es más el siervo que su amo,ni el enviado más que el que le envía. «Sabiendo esto, dichosos seréissi lo cumplís. No me refiero a todos vosotros; yo conozco a los que heelegido; pero tiene que cumplirse la Escritura: El que come mi pan haalzado contra mí su talón. «Os lo digo desde ahora, antes de quesuceda, para que, cuando suceda, creáis que Yo Soy. En verdad, enverdad os digo: quien acoja al que yo envíe me acoge a mí, y quien meacoja a mí, acoge a Aquel que me ha enviado».


Reflexión


El Señor nos conoce, sabe que somos débiles, que somos pobrescriaturillas, que podemos caer. Pero también sabe y nos lo ha dicho queno nos faltará su gracia porque Él nos ha elegido.

Cristo envía a sus mensajeros, a veces somos nosotros, debemosacogerlos. Porque al acoger a sus mensajeros acogemos también a Dios.Pero no debemos ser ingenuos acogiendo a pseudos-mensajeros, porque aveces son "lobos con piel de oveja" que diciéndose mensajeros de Diospretenden arrancarnos nuestra fe Católica. ¿Cómo distinguirlos?

Aquellos que no sigan la doctrina verdadera de Cristo en lasEscrituras y en la tradición de la Iglesia, quienes no siguen lasenseñanzas del Papa, quienes se auto- roclaman nuevos profetas o nuevasreligiones inspiradas por el Espíritu Santo...

Son tantos en el mundo actual los que se dicen enviados de Dios,pero son tan pocos los que en realidad escuchan a Dios. Abramos nuestroespíritu y nuestro ser entero a la gracia de Dios que se nos quierepresentar en este día. Sepamos acoger a todos como enviados de Dios, yaque Dios a veces se sirve de lo "que no es nada en el mundo paramanifestarnos su poder". Y no ensordezcamos nuestro corazón cuando Élnos pide ser sus enviados.




Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: