Ministerio de música Católica CANTARES 2.12

Cuaresma

Jesús y el Padre, Uno sólo, Vierenes de la V Semana de Cuaresma

Escrito por cantares2-12 14-03-2008 en General. Comentarios (0)
Cuaresma 2008
V Semana
ABSTINENCIA


Jesús uno con su Padre
Juan10, 31-42. Cuaresma. Ánimo y fuerza para continuar acompañando a Cristohasta el pie del Calvario.
 
Jesús uno con su Padre
Juan 10, 31-42

En aquel tiempo los judíos trajeron otra vez piedras paraapedrearle. Jesús les dijo: «Muchas obras buenas que vienen del Padreos he mostrado. ¿Por cuál de esas obras queréis apedrearme?» Lerespondieron los judíos: «No queremos apedrearte por ninguna obrabuena, sino por una blasfemia y porque tú, siendo hombre, te haces a timismo Dios». Jesús les respondió: «¿No está escrito en vuestra Ley: Yohe dicho: dioses sois? Si la escritura llama dioses a aquellos aquienes se dirigió la Palabra de Dios - y no puede fallar la Escritura-a aquel a quien el Padre ha santificado y enviado al mundo, ¿cómo ledecís que blasfema por haber dicho: "Yo soy Hijo de Dios"? Si no hagolas obras de mi Padre, no me creáis; pero si las hago, aunque a mí nome creáis, creed por las obras, y así sabréis y conoceréis que el Padreestá en mí y yo en el Padre». Querían de nuevo prenderle, pero se lesescapó de las manos. Se marchó de nuevo al otro lado del Jordán, allugar donde Juan había estado antes bautizando, y se quedó allí. Muchosacudieron a Él y decían: «Juan no realizó ninguna señal, pero todo loque dijo Juan de éste, era verdad». Y muchos allí creyeron en Él.


Reflexión


Faltan pocos días para terminar de acompañar a Cristo en sutravesía a Jerusalén. Durante la cuaresma hemos caminado junto Él yllega el momento en que se demostrará cómo ha sido nuestra cercanía alo largo de estos días. Una vez más Cristo prepara no sólo a susapóstoles, sino sobre todo pretende enseñar los preceptos de su Padre alos escribas y fariseos. Enseñanzas muy difíciles de aceptar por loseruditos en la ley, por no decir imposible. Sin embargo, Cristo debeactuar guste o no los “expertos” en la ley.

Convendría examinar cuál es la única confianza humana de Jesús ensus predicaciones. Y no es otra que la certeza de predicar y vivir loque su Padre le enseña. El amor a Dios y al prójimo. Por este motivobuscan apedrear a Jesús y como no apagarán su odio sólo con unaspiedras buscarán llevarlo a la cruz.

No nos debería parecer extraña la actitud de los fariseos, porqueque un hombre como ellos se declare el Hijo de Dios sí que debió sercostoso aceptarlo. Lo que nos debería asombrar de los fariseos es laforma cómo estaban viviendo pues, ya era tanto su orgullo que ya nodefendían la doctrina que enseñaban sino la fama y el honor que habíanlogrado hasta entonces. Por eso, ni siquiera eran capaces de aceptar eltestimonio de un ciego recién curado, o la resurrección de Lázaro o lospasos de un paralítico curado en sábado. ¿Le condenarían también porpredicar el mandamiento del amor, por enseñar doctrinas como “ama a tusenemigos” o “perdona quien te ha ofendido”? ¿Por cuál de todas ellas levan a apedrear?

Cobremos ánimo y fuerza para continuar acompañando a Cristo hastael pie del calvario. Hemos seguido sus huellas durante estos 40 días yno vamos a abandonarle en el momento más difícil. Es necesario seguiracompañándole con nuestra oración diaria, con nuestra responsabilidaden nuestros compromisos y con todo aquello que nos mantenga unido a Él.

Jesús y el Padre, Uno sólo, Viernes de la V Semana de Cuaresma

Escrito por cantares2-12 14-03-2008 en General. Comentarios (0)
Cuaresma 2008
V Semana
ABSTINENCIA


Jesús uno con su Padre
Juan10, 31-42. Cuaresma. Ánimo y fuerza para continuar acompañando a Cristohasta el pie del Calvario.
 
Jesús uno con su Padre
Juan 10, 31-42

En aquel tiempo los judíos trajeron otra vez piedras paraapedrearle. Jesús les dijo: «Muchas obras buenas que vienen del Padreos he mostrado. ¿Por cuál de esas obras queréis apedrearme?» Lerespondieron los judíos: «No queremos apedrearte por ninguna obrabuena, sino por una blasfemia y porque tú, siendo hombre, te haces a timismo Dios». Jesús les respondió: «¿No está escrito en vuestra Ley: Yohe dicho: dioses sois? Si la escritura llama dioses a aquellos aquienes se dirigió la Palabra de Dios - y no puede fallar la Escritura-a aquel a quien el Padre ha santificado y enviado al mundo, ¿cómo ledecís que blasfema por haber dicho: "Yo soy Hijo de Dios"? Si no hagolas obras de mi Padre, no me creáis; pero si las hago, aunque a mí nome creáis, creed por las obras, y así sabréis y conoceréis que el Padreestá en mí y yo en el Padre». Querían de nuevo prenderle, pero se lesescapó de las manos. Se marchó de nuevo al otro lado del Jordán, allugar donde Juan había estado antes bautizando, y se quedó allí. Muchosacudieron a Él y decían: «Juan no realizó ninguna señal, pero todo loque dijo Juan de éste, era verdad». Y muchos allí creyeron en Él.


Reflexión


Faltan pocos días para terminar de acompañar a Cristo en sutravesía a Jerusalén. Durante la cuaresma hemos caminado junto Él yllega el momento en que se demostrará cómo ha sido nuestra cercanía alo largo de estos días. Una vez más Cristo prepara no sólo a susapóstoles, sino sobre todo pretende enseñar los preceptos de su Padre alos escribas y fariseos. Enseñanzas muy difíciles de aceptar por loseruditos en la ley, por no decir imposible. Sin embargo, Cristo debeactuar guste o no los “expertos” en la ley.

Convendría examinar cuál es la única confianza humana de Jesús ensus predicaciones. Y no es otra que la certeza de predicar y vivir loque su Padre le enseña. El amor a Dios y al prójimo. Por este motivobuscan apedrear a Jesús y como no apagarán su odio sólo con unaspiedras buscarán llevarlo a la cruz.

No nos debería parecer extraña la actitud de los fariseos, porqueque un hombre como ellos se declare el Hijo de Dios sí que debió sercostoso aceptarlo. Lo que nos debería asombrar de los fariseos es laforma cómo estaban viviendo pues, ya era tanto su orgullo que ya nodefendían la doctrina que enseñaban sino la fama y el honor que habíanlogrado hasta entonces. Por eso, ni siquiera eran capaces de aceptar eltestimonio de un ciego recién curado, o la resurrección de Lázaro o lospasos de un paralítico curado en sábado. ¿Le condenarían también porpredicar el mandamiento del amor, por enseñar doctrinas como “ama a tusenemigos” o “perdona quien te ha ofendido”? ¿Por cuál de todas ellas levan a apedrear?

Cobremos ánimo y fuerza para continuar acompañando a Cristo hastael pie del calvario. Hemos seguido sus huellas durante estos 40 días yno vamos a abandonarle en el momento más difícil. Es necesario seguiracompañándole con nuestra oración diaria, con nuestra responsabilidaden nuestros compromisos y con todo aquello que nos mantenga unido a Él.

El que guarda mi palabra no morirá jamas, Jueves de la V semana de Cuaresma

Escrito por cantares2-12 13-03-2008 en General. Comentarios (0)
Cuarema 2008
V Semana

Es mi Padre quien me glorifica
Juan 8, 51-59. Cuaresma. Buscar la paz y el arrepentimiento cerca de Cristo.
 
Es mi Padre quien me glorifica
Juan 8, 51-59


En aquel tiempo dijo Jesús a los judíos: Os aseguro que guardami Palabra, no verá la muerte jamás. Le dijeron los judíos: «Ahoraestamos seguros de que tienes un demonio. Abraham murió, y también losprofetas; y tú dices: "Si alguno guarda mi Palabra, no probará lamuerte jamás." ¿Eres tú acaso más grande que nuestro padre Abraham, quemurió? También los profetas murieron. ¿Por quién te tienes a ti mismo?»Jesús respondió: «Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdríanada; es mi Padre quien me glorifica, de quien vosotros decís: "Él esnuestro Dios", y sin embargo no le conocéis, yo sí que le conozco, y sidijera que no le conozco, sería un mentiroso como vosotros. Pero yo leconozco, y guardo su Palabra. Vuestro padre Abraham se regocijópensando en ver mi Día; lo vio y se alegró». Entonces los judíos ledijeron: «¿Aún no tienes cincuenta años y has visto a Abraham?» Jesúsles respondió: «En verdad, en verdad os digo: antes de que Abrahamexistiera, Yo Soy». Entonces tomaron piedras para tirárselas; peroJesús se ocultó y salió del Templo.


Reflexión


Claro que nos escandalizamos de Jesús muchas veces, y es, sobretodo, porque él es más generoso que nosotros. Él está por delante denosotros para enseñarnos el camino y a nosotros nos pasa algo muycurioso. Decimos que Jesús es Dios y que por eso no podemos hacer loque Él hizo. Pero en el fondo es porque somos unos cobardes, que no nosatrevemos a dar el sentido que Cristo le dio a sus actos. Nosotros nopodremos caminar sobre las aguas ni multiplicar panes. Pero lo quedebemos aprender de Cristo no es tanto lo que hizo sino cómo lo hizo.

Y es que detrás de nuestra actitud de temor existen estos sofismas.“Todos los demás lo dicen, la televisión lo ha dicho, se lo heescuchado a mis amigos, así lo hace todo el mundo, si no lo hago así seve raro”.. Y mientras tanto, cojo una piedra del suelo y se la lanzo aJesús, pues prefiero darle una pedrada a Jesús que quedar mal delantede los hombres.

Sin embargo, Jesús prefirió quedar mal delante de los demás porsalvar la vida de una persona. Tomó el riesgo de ser apedreado porsalvar a una pecadora. Aquí está la actitud que podemos aprender deCristo. Exponer nuestra misma vida con tal de traer la paz a unapersona, aunque creamos que es un pecador. Esto significa solapar loserrores del otro, sino perdonarlo, a pesar de que muchos lo condenen,nosotros preferir, como Cristo, buscar su salvación. Buscar traerle lapaz y el arrepentimiento por sus pecados para que en adelante no pequemás.

La verdad los hará libres, Miercoles de la V semana de Curesma

Escrito por cantares2-12 12-03-2008 en General. Comentarios (0)
Cuaresma 2008
V Semana


La verdad os hará libres
Juan 8, 31-42. Cuaresma. Abramos nuestros corazones para permanecer fieles a Dios.
 
La verdad os hará libres
Juan 8, 31-42


En aquel tiempo, Jesús dijo a los que habían creído en Él: “Sise mantienen fieles a mi palabra, serán verdaderos discípulos míos,conocerán la verdad y la verdad os hará libres”. Ellos replicaron:“Somos hijos de Abraham y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómodices tú: Serán libres?” Jesús les contestó: “Yo les aseguro que todoel que peca es un esclavo y el esclavo no se queda en la casa parasiempre; el hijo sí se queda para siempre. Si el Hijo les da lalibertad, serán realmente libres. Ya sé que son hijos de Abraham; sinembargo tratan de matarme, porque no aceptan mis palabras. Yo hablo delo que he visto en casa de mi Padre: ustedes hacen lo que han oído encasa de su padre”. Ellos le respondieron: “Nuestro padre es Abraham”.Jesús les dijo: “Si fueran hijos de Abraham, harían las obras deAbraham. Pero tratan de matarme a mí, porque les he dicho la verdad queoí de dios. Eso no lo hizo Abraham. Ustedes hacen las obras de supadre”. Le respondieron: “Nosotros no somos hijos de la prostitución.No tenemos más padre que a Dios”. Jesús les dijo entonces: “Si Diosfuera su Padre me amarían a mí, porque yo salí de dios y vengo de Dios;no he venido por mi cuenta, sino enviado por Él”.


Reflexión


Ser discípulo de Cristo quiere decir permanecer fieles a supalabra. Sin darnos cuenta podemos llegar a ser esclavos de nuestrospecados. Sin embargo, nos atrevemos a decir: “Yo soy un buen cristiano,no soy blasfemo, no robo, no mato y voy a misa todos los domingos”.

Del mismo modo los judíos decían: “Nosotros somos descendencia deAbraham, y no hemos sido nunca esclavos de nadie”. Ser fiel a lapalabra de Cristo no consiste en decir “no”. Más bien es un decir “sí”.No significa vivir cumpliendo vagamente unos preceptos, no significaadherirse a una ley neutra que endurece nuestros corazones comoaquellos de los fariseos. Quiere decir, sin embargo, querer ir más alládel egoísmo, aceptar ser fiel al máximo mandamiento que nos ha dejadoCristo: el amor.

Podemos preguntarnos: ¿Amamos verdaderamente? ¿Sabemos amar? De losprimeros cristianos se decía: “Mirad cómo se aman”. ¿Qué se puede decirde nosotros? : “¿Mirad cómo se critican sin piedad?”

Abramos nuestros corazones para permanecer fieles a la Palabra de Cristo para que pueda llamarnos sus discípulos.

Yo no soy de este Mundo, Martes de la V semana de Cuaresma

Escrito por cantares2-12 12-03-2008 en General. Comentarios (0)
Cuaresma 2008
V Semana


Yo no soy de este mundo
Juan8, 21-30. Cuaresma. La vida del hombre solo tiene sentido cuando estáorientada a cumplir la voluntad de Dios.
 
Yo no soy de este mundo
Juan 8, 21-30

Jesús les dijo otra vez: «Yo me voy y vosotros me buscaréis, ymoriréis en vuestro pecado. Adonde yo voy, vosotros no podéis ir». Losjudíos se decían: «¿Es que se va a suicidar, pues dice: "Adonde yo voy,vosotros no podéis ir?» El les decía: «Vosotros sois de abajo, yo soyde arriba. Vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo. Ya oshe dicho que moriréis en vuestros pecados, porque si no creéis que YoSoy, moriréis en vuestros pecados». Entonces le decían: «¿Quién erestú?» Jesús les respondió: «Desde el principio, lo que os estoydiciendo. Mucho podría hablar de vosotros y juzgar pero el que me haenviado es veraz, y lo que le he oído a él es lo que hablo al mundo».No comprendieron que les hablaba del Padre. Les dijo, pues, Jesús:«Cuando hayáis levantado al Hijo del hombre, entonces sabréis que YoSoy, y que no hago nada por mi propia cuenta; sino que, lo que el Padreme ha enseñado, eso es lo que hablo. Y el que me ha enviado estáconmigo: no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agradaa él». Al hablar así, muchos creyeron en él.


Reflexión


Toda la vida de Cristo está orientada a cumplir la misión que elPadre le ha encomendado. En la mente, en el corazón de Jesús, estágrabada la Voluntad Santísima de su Padre. Este pasaje evangélico nosmuestra cuál es la actitud del Hijo del Hombre en este mundo: Yo hagosiempre lo que le agrada al Padre. Dios pudo haber redimido a lahumanidad con un solo pensamiento, con un deseo, pero ha manifestado suvoluntad al querer enviar a su propio Hijo para redimir al mundo.

La vida del hombre únicamente tiene sentido cuando se ve orientadaa cumplir la voluntad de Dios. Pero este cumplimiento de la voluntad deDios no puede ser servil, sino que debe imitar el ejemplo de Cristo, deun hijo que busca agradar a su padre en todo. Un padre puede encontrarmayor felicidad cuando ve que su hijo hace lo que le pide, no como unaobligación, sino porque quiere agradarle. Cuando un hijo lleva buenascalificaciones a su papá, no porque busca que lo dejen salir a jugar,sino porque lo ama, porque sabe que esto que lleva a casa es lo queagrada a su padre.

La voluntad de Dios en nuestra vida se va manifestando a través dela exigencia de nuestros compromisos como cristianos. En elcumplimiento de nuestro deber en el trabajo, en el hogar, en laescuela. En la defensa de la vida, en ayudar a los más necesitados.Incluso cuando vienen las dificultades en la vida diaria, si todo lovemos desde la perspectiva sobrenatural como Cristo, veremos en cadamomento la voluntad de Dios detrás de cada uno de los acontecimientosde nuestra vida.

________________________________